Características

 

DESCRIPCION GENERAL

El ragdoll es un gato que ante todo se distingue del resto por su carácter apacible y cariñoso. Su nombre, cuya traducción es “muñeco de trapo” es debido a la laxitud muscular, que suelen tener al cogerlos en brazos.

Su pelo es denso, sedoso y suave, más largo en el collar y el lomo y corto en la cara. Su textura es parecida a la del pelo de conejo y presenta la peculiaridad de no hacer apenas nudos. Basta con un cepillado semanal para que su pelo este siempre perfecto.

De tipo grande, sólido y fuerte los machos suelen pesar entre 5 y 8 kilos y las hembras entre 4 y 6 kilos.

CamO_9794

Su crecimiento es lento y no alcanza su tamaño definitivo hasta los 3 o 4 años de edad.

El color del manto va oscureciendo hasta los dos o tres años, donde tanto el largo del pelaje como el color, se consolidan completamente.

Es importante tener en cuenta que esta raza crece por etapas: primero se alarga y luego se ensancha. Todos los ragdolls presentan un “michelín” característico en el bajo vientre, lo que no implica que les debamos poner a régimen por ello.

Es un gato estrictamente de interior, lo que significa que no solo será muy feliz en un apartamento, sino que de hecho dentro de casa es su lugar ideal, cuanto más cerca de las personas mejor. Eso no significa que no disfrute también ocasionalmente de alguna salida al aire libre, pero siempre tendrá que ser un lugar bien asegurado para que no pueda perderse, ni dejar la entrada a gatos del exterior que puedan agredirle o contagiarle alguna enfermedad.

Su carácter tranquilo y confiado, les hace ideales para hogares con niños o personas mayores.

CamO_9765